traductor/Translate

English cv French cartas de amistad German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Suprema de Pollo Rellena



La suprema de pollo se obtiene de la pechuga, que es la parte delantera. Dado el tamaño de esta pieza, es totalmente apta para ser rellenada con vegetales, hongos, quesos, etc. Este es un plato para aquellos que gusten de la carne de pollo. Son muchas las formas de preparación de este rico plato, son muchos los cocineros que le dan un toque especial a fin de deleitar a los comensales con una deliciosa receta.

Las tradicionales supremas (o milanesas) no son otra cosa que una adaptación local de la coteletta alla milanesa, originaria de la ciudad de Milán. Aunque hubo algunas discusiones acerca de si fueron los austríacos o los milaneses quienes inventaron este plato, recientes documentos encontrados le dan la autoría a los segundos.


Para rellenarla apropiadamente una buena técnica de cocina es la de abrirla como bolsa.Dicha técnica consiste en hacer un corte insertando el cuchillo desde el lado más ancho, a la altura del medio. De este modo se formará una cavidad en la que luego podremos introducir el relleno.

Suprema de pollo rellena con requesón, tomate seco y albahaca

Ingredientes: para 6 personas

6 pechugas de pollo deshuesadas
2 tazas de queso ricotta o requesón
10 tomates secos en aceite
10 hojas de albahaca fresca
6 ajos machacados
2 cdas de salsa inglesa

Salsa de vino y crema
l 1/2 taza de crema de leche
l 1 cda. de mostaza
l 1/2 taza de vino blanco
l 1 cda. de finas hierbas
l Sal y pimienta recién molida al gusto

Preparación:

Aliñar las pechugas deshuesadas con ajos machacados, salsa inglesa y sal. Unir en un recipiente el queso ricotta o requesón, los tomates secos y las hojas de albahaca picadas. Agregar sal si le hace falta y pimienta negra recién molida al gusto. Abrir la pechuga de pollo por un costado sin dividirla en dos partes y rellenar cada una con un poco de la mezcla de queso, tomate seco y albahaca. Cerrarlas utilizando un palillo de madera. Dorar las pechugas por todos sus lados en una sartén con mantequilla y colocarlas en un molde refractario.

Cocinar en el horno a 350º F durante cuarenta minutos con el molde tapado con papel de aluminio para que no se sequen. Preparar la salsa mezclando todos los ingredientes en una olla y calentar antes de servir. Servir una pechuga en cada plato y cubrir con la salsa caliente. Acompañar con vegetales cortados en tiritas o papas fritas o hervidas con mantequilla y perejil.

Nota:
Se puede utilizar queso mozzarella.

No te olvides de dejar tus comentarios !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar este blog