traductor/Translate

English cv French cartas de amistad German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La vuelta al Ausangate




Ausangate es la montaña representativa de los Andes Cusqueños. Es la cuarta montaña más alta de Perú y la decimoséptima de los Andes; al mismo tiempo, está ubicada muy cerca del gran centro turístico del Cuzco, lo que la hace un destino muy accesible. Conforma un gran macizo con diversas cumbres que circundan su cima principal situada a 6.372 m.s.n.m.

En la mitología inca de esta montaña y de los lagos cercanos -entre los que destaca Sibinacocha- nace la energía masculina que fertiliza a la madre tierra Pachamama; luego de un largo discurrir, las aguas se pierden en la tierras ignotas del Amazonas para retornar, a llenar los lagos y los glaciares cada noche convertida en el río de estrellas o Willcamayu conocida en occidente como la Vía Láctea La Comunidad de Chillca constituida por pastores de llamas y alpacas es conocida como la guardiana de estos pristinos parajes, donde se puede hacer caminatas de montaña.

Las turquesas lagunas, extensas alto planicies y los bosques de piedra, convierten a la zona en un paraíso aislado totalmente de la modernidad.

Caminar por las inmediaciones del Ausangate es una aventura indescriptible, en la cual es imposible no quedar maravillado ante la belleza de los atardeceres y las nieves eternas. Es frecuente encontrarse con agujas de roca que se elevan a más de cinco mil metros de altura y también con lenguas de hielo que caen de manera vertiginosa y forman lagunas glaciales.

Su ascenso requiere de experiencia y equipo técnico. El trekking que lo circunvala, sin embargo, es una maravillosa caminata que bordea glaciares enormes y decenas de lagunas cordilleranas. Por el camino se pueden encontrar enormes rebaños de alpacas y minúsculas aldeas que no han cambiado durante siglos. También pueden encontrarse fuentes de aguas termales.

Durante los últimos años, han aumentado los intentos de ascensión al Ausangate, muchos de ellos por la vía normal que transcurre por la cara sur y que es bastante compleja puesto que demanda inclinadas escaladas en hielo. No obstante, a la montaña se le han abierto rutas por todas sus caras, todas ellas altamente técnicas.

Su nombre significa "cobre" en quechua y aún hoy es considerado monte sagrado por la gente local. De hecho, todavía es uno de los centros de peregrinación más importante para los descendientes de los Incas. Para escalar esta montaña no es necesario un permiso especial.

Recorrer los ochenta kilómetros que comprende la vuelta al Ausangate toma seis días y se puede hacer caminando o a caballo. El circuito posee una serie de atractivos que lo convierten en una de las zonas turísticas de mayor potencial para el trekking y la escalada en el Perú.

Las bellísimas montañas nevadas, las turquesas lagunas glaciales, las cavernas de hielo y las aguas termales se suman a la posibilidad de alternar con simpáticos y amables campesinos de pequeños caseríos.

El recorrido remonta dos pasos de altura, uno de 5.100 m.s.n.m. , por lo que es preciso contar con una previa y adecuada aclimatación en la ciudad del Cuzco. Se camina un promedio de cuatro a cinco horas diarias y tanto en Upis , campamento del primer día, como en Pacchanta , al finalizar, es posible gozar de unas reconfortantes aguas termales. Sumergidos a más de 40 grados de temperatura se puede gozar de un calor reconfortante en un ambiente exterior muy frío que alcanza los cinco grados centígrados al caer la tarde.

El aislamiento de la región contribuye en gran medida a mantener una atmósfera de mayor autenticidad sobre las costumbres andinas. En ningún lugar otro lugar del Cuzco se pueden encontrar trajes típicos tan hermosos y coloridos. Los tradicionales ponchos y chullos, así como las sofisticadas mantas, tienen un gran atractivo. Gran parte de la población es quechua parlante y sólo entiende limitadamente el castellano.

La agricultura es intensiva y se concentra en la producción de una gran variedad de tubérculos, entre los que destacan la oca y la papa. Numerosos auquénidos (camélidos americanos: llamas, vicuñas, alpacas…) pueden verse a lo largo de toda la ruta, imprimiendo un toque singular en el paisaje lugareño.

La población en la Cordillera Vilcanota mantiene orgullosa la devoción por el Coyllur Riti (en quechua quyllur rit’i, “nieve de estrellas”), una de las fiestas religiosas más multitudinarias del país. El culto al Señor de las Nieves se realiza cada año durante los primeros días de junio y siempre con luna llena. La festividad se lleva a cabo en el valle de Sinacara (A3), frente al Apu Ausangate. Los coloridos danzantes provenientes de Paucartambo y los peregrinos que se internan en el glaciar para rezar, hacen de esta celebración un ritual único y espectacular.

¿Cómo llegar?
La Cordillera Vilcanota es liderada por el majestuoso Apu Ausangate que, con sus 6.372 m. de altitud, es a menudo visible desde la fortaleza de Sacsayhuamán en la parte alta de la ciudad de Cuzco. Para llegar a la Cordillera es necesario tomar un colectivo o camión desde Cuzco hasta el pueblo de Ocongate. Desde allí, siguiendo la difícil carretera que llega a Puerto Maldonado, se arriba al poblado de Tinqui.

Recomendaciones:
Bolsa de dormir para -10 °C.
Mochila Pequeña para objetos personales.
Botas de Caminata y nieve
Casaca para el frío.
Botella de agua o cantimplora, linterna, gorro, bloqueador solar, lentes para sol
Ropa cómoda y abrigadora
Chocolates y caramelos (opcional para la caminata)
Filmadora y cámara Fotográfica (opcional)


No te olvides de dejar tus comentarios !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar este blog