traductor/Translate

English cv French cartas de amistad German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Salinas de Maras



En la provincia de Urubamba, en Perú, una montaña se recorta en miles de terrazas blancas en declive que vistas desde lo alto, y según la luminosidad a cada hora del día, conforman texturas y tonalidades sorprendentes. Son las Salineras de Maras, sobre una ladera de la montaña Qaqawiñay en el Valle Sagrado de los Incas.

Situadas al noroeste de Maras, un pequeño pueblo a 40 kilómetros de Cusco, las Salineras de Maras son uno más de los lugares increíbles de Sudamérica andina, el escenario de una actividad económica prehispánica que ha dado sustento a generaciones de pobladores de culturas originarias

Las salineras son en realidad unos 3000 pozos de unos 5m cuadrados en donde se deja evaporar el agua salada que emana de un riachuelo subterráneo en la montaña para solidificar la sal.

Durante el proceso, en época de sequía, se llenan o "riegan" cada 3 días con agua salada los piletones para dejarlos evaporar, y solidificar la sal para luego granularla, y embolsar en plástico hasta comercializar.


El proceso continuará aproximadamente por un mes hasta obtener un volumen considerable de sal sólida, de unos 10 cms.de altura desde el piso, que posteriormente es golpeada y así granulada; la sal será después embolsada en costales plásticas y enviada a los mercados de la región: hoy sal está siendo yodada por lo que su consumo no es dañino.

Según el cronista Guamán Poma de Ayala, el pueblo de Maras fue conquistado por el tercer Inca, Lloque Yupanqui. Quizá fue en esa época en la que, de acuerdo a una antigua leyenda de la zona, un poderoso cacique inca del valle de Yucay tenía como tributarios a los pobladores de Maras.

Estos decidieron rebelarse, incumpliendo sus obligaciones laborales y hostilizando a sus emisarios. Indignado, el cacique invocó al Yaya Inti (Dios Sol) para que castigara a estos infieles. Como respuesta, el Dios Sol mandó una lluvia de sal sobre sus tierras para volverlas estériles y sobre sus riachuelos para que no pudieran calmar la sed. Pero los dioses no habrían sido muy severos con ella pues, más adelante, durante la rebelión de Manco Inca, Maras sirvió de fortaleza y, desde allí, el guerrero incursionó contra el pueblo de Ollantaytambo.

Actualmente Maras es un centro turístico muy visitado por los turistas que llegan a la ciudad del Cusco porque es un pueblo pequeño desde donde se puede visitar las minas de sal que fueron explotados desde la época de incanato. Muchos entusiastas del ciclismo eligen esta ruta que es ideal para la práctica de este deporte y más para el descubrimiento de estos andenes únicos en su género.


¿Cómo llegar a Maras?

Para que Ud. pueda llegar a Maras lo puede hacer contratando el servicio de una agencia de viajes que lo llevara hasta el mismo lugar con su respectivo guía, también lo puede hacer por su propia cuenta tomando los buses que van a Urubamba por la zona de chincheros.

No te olvides de dejar tus comentarios!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar este blog